La convocatoria tan esperada en la escuela 104 fue acompañada de una jornada de sol increíble.

Emprendedores que habían comprometido su participación no fueron, y algunos vecinos aprovecharon el aire libre de playas y senderos para disfrutar.

El taller para niños con materiales reutilizables ” Un regalo para mamá” captó la atención de los más chicos.

Desde Economía Social informaron que se evaluarán condiciones para próximas ferias y sobre todo resaltan la importancia del compromiso de quienes se inscriben para participar, ya que dados los protocolos aún vigentes, la inscripción es previa y una vez completa; se rechazan más inscripciones con el fin de cumplir con los aforos necesarios. Aquellos emprendedores que una vez anotados deciden no ir, dejan el espacio sin ocupar, y la cantidad y variedad de emprendimientos es proporcional al interés que estas Ferias despiertan en la comunidad.