El Municipio realizó tareas de mantenimiento para paliar los efectos causados por los fuertes vientos y lluvias

Como resultado de los fuertes vientos y tormentas que atravesaron a la localidad en el día de ayer, la Secretaría de Servicios Públicos dispuso de diferentes cuadrillas para paliar los daños ocasionados en las calles.

En barrio Norte, sobre la calle Los Lagos, se realizó un despeje de canaletas y se hizo un alcantarillado, colocando un caño para desviar el agua y así evitar que ingrese a los hogares.

En Puerto Manzano, sobre las calles Azalea y Los Álamos, a causa de las fuertes ráfagas de viento, se cayeron dos pinos; personal municipal junto al EPEN acudieron ayer por la noche al lugar y despejaron la calle para que quede transitable y en el transcurso de la mañana continuarán trabajando para restaurar el servicio eléctrico en su totalidad, que por las condiciones climáticas ayer resultaba imposible.

Además, en diferentes barrios de la localidad las máquinas estuvieron despejando los caminos.